Formación bonificada: una oportunidad de formación continua para las PYMES

Hola a tod@s,

En el post de hoy no voy a hablar sobre características y requisitos de la formación bonificada. Si antes de nada quieres saber cómo bonificarte la formación de tu empresa te invito a que pulses el siguiente botón:

Mi objetivo para este post no es más que inspirarte y motivarte para que accedas a este tipo de formación, sea conmigo o con otra empresa.

Es importante aprovechar las oportunidades que el mercado te ofrece para formarte año tras año.

Cuidado si te dicen que la formación bonificada es gratuita

Antes de todo me gustaría eliminar el mito que la formación bonificada es gratis. No, no es gratis. Todos los empleados pagan por formación profesional a través de la seguridad social.

Sí, da la sensación que al bonificar un curso te salga gratis, pero no es cierto ya que la empresa paga el curso y al año próximo se bonificarán íntegra o parcialmente esos costes en la seguridad social según tamaño de la empresa y/o precio de la formación.

Pero todo no es tan bonito como lo pintan. En primer lugar, si no cumples ciertos requisitos, entre los que se encuentran la asistencia o ejercicios/exámenes obligatorios, no se podrá bonificar la formación.

Lo mejor de todo es que este crédito que la empresa dispone se reinicia y actualiza anualmente en función del número de empleados que tenga.

Tener un empleado ya supone tener 420€ para formación bonificada anual. A partir de ahí se irá incrementando el propio crédito.

Esto permite que cada empresa pueda tener un plan de formación continua para sus empleados, señal de motivación y crecimiento profesional para los mismos.

Ahora bien, ¿toda la formación es válida para satisfacer las necesidades de la empresa y su equipo y así mejorar sus competencias o adquirir nuevas? Por supuesto que no.

En el contenido y en el soporte que se ofrezca estará la clave para cumplir los objetivos de la empresa. Además también intervendría la modalidad en la que se imparte.

Modalidades de la formación bonificada

A continuación te mostraré cuáles son las diferencias que debes tener en cuenta para aplicar marketing B2B respecto a lo que sabes de marketing (generalmente B2C)

Existen 3 modalidades: presencial, mixta y teleformación.

En cuanto a la presencial, el docente puede impartir la formación en una aula física o dando lecciones magistrales en videoconferencia. Esta modalidad destaca por ser sincrónicas, es decir, los alumnos y el docente deben estar presentes en los días y rango de horas acordados.

Esta modalidad es posiblemente la más habitual y a priori la más motivante. En cambio, en Marketing Planner apostamos por la teleformación. ¿Por qué?

Esta modalidad es asincrónica. Tienes que cumplir unos requisitos de asistencia y contenidos pero no te limita a estar impartiendo o recibiendo las lecciones a una hora determinada.

Es la más flexible y la que a día de hoy, más puede rentar a los empleados de una empresa.

Y por último estaría la mixta, una modalidad que combina las dos anteriores.

Vistas las diferentes modalidades y por la que me decanto, la clave no estaría en las mismas sino en el contenido y el soporte. Empecemos:

No sé si tendrás experiencia en haber realizado algún certificado de profesionalidad. Este tipo de formación tiene una ventaja: te capacita profesionalmente en dicha temática, teniendo más salidas laborales, al igual que cualquier otro tipo de formación reglada. Esto lo traduzco como “titulitis”. Si te soy sincero, este contenido está muy muy desfasado, al menos en cuanto a temáticas que se reinventan cada día como el marketing. En este punto dependerá del soporte docente para encauzar el curso, haciendo una correcta dinamización y ofreciendo contenido actualizado por su cuenta.

¿Qué ocurre? Que no suele haber una fuerte implicación por parte del docente, mucho menos en teleformación.

¿Cómo me implico con mis alumnos?

Creo desde cero mis propios cursos, los adapto al formato necesario para cumplir con los requisitos de teleformación, me preocupo por conocer las necesidades de cada alumno, me adapto y dinamizo la formación según las mismas, aportando nuevos contenidos y teniendo sesiones de tutoría para las dudas y resolución de ejercicios prácticos aplicados directamente a la empresa (nunca llevado a la resolución de casos ficticios) y voy actualizando los cursos anualmente.

Ahora te toca a ti pensar si quieres o no formarte, si quieres “titulitis” o conocimiento aplicable, en qué modalidad y en qué tipo de cursos en cuanto a contenido y soporte ofrece.

Cuéntame tu experiencia en este tipo de formación o cualquier otra formación. Soy todo oídos.

Recuerda que puedes encontrarme, seguirme o hablarme por redes sociales y email o escribir un comentario en el mismo post.

Te leo en comentarios y nos vemos en un nuevo post.

Un saludo.

CEO de Marketing Planner 360

«Democratizando la formación de marketing para PYMES»

— Javier Pascual Soler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad